Inicio » Blog » Ansiedad a mi también me pasa

Ansiedad a mi también me pasa

Contento

Yo también tengo ansiedad. ¿Y sabes qué? No es algo malo.

La ansiedad es algo con lo que he tenido que lidiar toda mi vida. Nunca he sido capaz de quedarme quieta, siempre estoy en movimiento, corriendo y haciendo cosas. A veces es bueno, pero otras no.

No soporto aburrirme durante más de cinco minutos seguidos, lo que significa que si no estoy trabajando o haciendo algo productivo (como escribir), me estreso. La idea de perder el tiempo me angustia, así que siempre estoy ocupada en algo.

Por eso, cuando tengo tiempo libre (por ejemplo, los fines de semana), se me pasa volando porque siempre estoy ocupada haciendo otra cosa, ya sea leyendo, escribiendo, viendo series en Netflix o limpiando la casa.

Dicho esto, hay momentos en los que mi ansiedad puede ser abrumadora y causarme problemas.

 

¿Qué hacer cuando sientes ansiedad por actividades cotidianas?

 

  1. Identifica qué te está causando ansiedad. A veces, la ansiedad puede ser causada por pensamientos o situaciones específicas. Identificar qué está causando tus sentimientos de ansiedad puede ayudarte a encontrar maneras de manejarlos.
  2. Practica la respiración profunda. La respiración profunda puede ayudarte a relajarte y reducir la ansiedad. Trata de tomar unos minutos para respirar profundamente, inhalando lentamente a través de tu nariz y exhalando lentamente a través de tu boca.
  3. Haz ejercicio regularmente. El ejercicio regular puede ayudarte a reducir la ansiedad y mejorar tu estado de ánimo. Trata de incorporar al menos 30 minutos de actividad física en tu rutina diaria.
  4. Duerme lo suficiente. El sueño es importante para tu salud mental y física. Trata de dormir lo suficiente cada noche y crea una rutina de sueño saludable.
  5. Habla sobre tus sentimientos con alguien en quien confíes. A veces, hablar sobre tus sentimientos con alguien en quien confíes puede ayudarte a manejar la ansiedad. Busca a un amigo, familiar o terapeuta con quien puedas hablar sobre cómo te sientes.
  6. Toma un enfoque práctico para resolver los problemas. En lugar de preocuparte por cosas que no puedes controlar, trata de enfocarte en lo que puedes controlar y encontrar soluciones prácticas a los problemas que te preocupan.

Si tu ansiedad es grave o interfiere en tu capacidad para llevar una vida normal, es importante que busques ayuda profesional. Un terapeuta puede ayudarte a encontrar maneras efectivas de manejar tus sentimientos de ansiedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: